Ositos peluche y Teddy Bear

Teddy es el regalo perfecto para muchas personas y para toda ocasión, los hay de diferentes tipos, tamaños y colores. Son muy raras las personas que no tienen o no ha tenido un osito Teddy en algún momento de su vida, ¿quién no ha necesitado tener a Teddy junto a su almohada para caer rendidos en los brazos de Morfeo? Y es que Teddy es el mejor compañero para grandes y chicos, ya que tiene un encanto y una magia que embelesa a todos.

Teddy Bears

¿Alguna vez te has preguntado por qué ese tierno y encantador osito de peluche se llama Teddy? Hace ya más de 100 años, sucedió algo que conmovió a toda una nación. Como de costumbre, un grupo de importantes políticos estadounidenses de la época, salieron de casería, el hecho no hubiera sido tan significativo, de no ser porque el, en ese entonces, Presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosvelt, se rehusó a disparar a un oso en plena cacería. ¿Y esto que tiene que ver con los ositos de peluche? es muy simple, resulta que el sobrenombre del Presidente Roosvelt era Teddy. Luego de este incidente, en algunos diarios locales crearon una caricatura del Presidente con un oso negro.

Las caricaturas dieron origen a lo que hoy conocemos como el osito de peluche Teddy, fue Morris Michtom quien creó el tierno osito de juguete y lo puso en un escaparate con un cartel que decía "osito Teddy". Previamente, le envió uno al entonces Presidente, y éste le dio el permiso para usar su nombre. Las ventas de este osito de peluche fueron un éxito total, por lo que se creó Ideal Novelty and Toy Co. En paralelo a este hecho, en Alemania, durante la Feria del Juguete en Leipzig, se presentó otro osito de peluche, del creador Richard Steiff, que también tuvo un rotundo éxito, e incluso llegaron a exportar varios miles a los Estados Unidos.

En la actualidad, hay dos tipos de producción de estos tiernos ositos de peluche para dos públicos diferentes. El primer tipo, es de fabricación comercial y producción en masa, son predominantemente hechos como juguetes y está orientado para un público infantil, siempre manteniendo altos estándares de calidad, para este tipo de consumidores, así por ejemplo tiene los brazos, piernas y cabezas reforzadas, además de ojos dormilones, con la finalidad de evitar accidentes en los niños como el atragantamiento. Estos juguetes, en su mayoría son producidos en países como China, Taiwán o Indonesia. Luego del gran éxito de ventas que alcanzó Teddy, se han lanzado al mercado otros ositos de peluche como Rupert, Winnie the Pooh, Teddy Tells Time, and Teddy Dressing.

El otro tipo de producción, es la de fabricación artística que está orientada para un público adulto, que al contrario de los juguetes, éstas son piezas únicas, muchas veces hechos a mano, empleando máquinas de cocer caseras para unir las piezas. Estos lindos peluches artísticos, son creados individualmente en todo el mundo. Estos ositos Teddy, únicos y originales, sólo pueden ser obtenidos directamente de sus creadores, en exposiciones artísticas, en exposiciones de manualidades en todo el mundo, en tiendas especializadas o en sitios web especializados.

El osito Teddy tiene un encanto especial, tiene magia, algo que pocos objetos despiertan tanto en niños, como en adultos. Tal es así, que en la actualidad existen museos del osito Teddy, alrededor del mundo, el primero fue inaugurado en Inglaterra en 1984, pero lamentablemente, fue cerrado en el 2006 y reabierto posteriormente en otra ciudad. En la actualidad, estos museos pueden ser encontrados en muchos países como Inglaterra, Italia, Estados Unidos, Korea, entre otros.